Camino de Santiago Sociedad Anónima

Camino de Santiago Sociedad Anónima

Fuete: www.Elpais.com   El Blog de viajes

En apenas una década la más famosa de las rutas jacobeas se ha mercantilizado hasta extremos insospechados. El Camino de Santiago Francés es un gigantesco negocio que puede de morir de éxito.

PACO NADAL

Hice el Camino de Santiago por primera vez en 1994. Era además febrero, pleno invierno. Y aún recuerdo sobrecogido la soledad que envolvía la ruta jacobea, la escasez de infraestructuras. Kilómetros y kilómetros sin un mal bar en el que comprarte un bocadillo o un albergue en el que guarecerte. O planificabas muy bien la etapa o terminabas durmiendo bajo el porche de una iglesia. La escasa gente que prestaba ayuda a los peregrinos lo hacía de forma desinteresada. Y uno aceptaba de buena gana esas penurias porque llevaba muy a gala el viejo lema jacobeo: “El peregrino no exige, agradece”. Regresé desde entonces casi cada año al Camino, o más bien a los caminos, como autor de las guías que publicaba la editorial de este periódico. Y experimenté en primera persona la transformación de la ruta a Compostela. En aquel lejano 1994 había 70 albergues en los 800 kilómetros que tiene el Camino Francés. Este verano he contado 400. El caso más ilustrativo es Sarria (Lugo), donde ya existen… ¡27 albergues! Los peregrinos suponen un chorro continuo de dinero pasando por la puerta de tu casa. Y claro, ¿quién se resiste a desaprovechar ese maná?

Spread the love / Comparte esta página, gracias.

2 Comments

  1. Totalmente de acuerdo con el artículo.

    Reply
  2. Excelentes observaciones. Pero quisiera agregar otro aspecto… El año pasado lo hice desde Roncesvalles en bici. …en pocos lugares encontré el estado de meditación religiosa. ..rasgo que también se ha modificado…saludos desde argentina

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Translate »