Un Camino de Santiago de “interés turístico” para hacerlo más seguro

Con demasiada frecuencia la Vía de la Plata -uno de los caminos de peregrinación hasta Santiago de Compostela, que parte desde la Catedral de Sevilla- es noticia por los accidentes que sufren los peregrinos, bien por desconocimiento de las condiciones en las que se debe realizar o los imprevistos en el recorrido. El pasado verano, un ciudadano británico de 70 años falleció por un golpe de calor en el trayecto entre Castilblanco y Almadén de la Plata; otro, vecino de Lebrija, de 65, fue rescatado en la misma zona con síntomas de deshidratación. Hace unos días, otros peregrinos debían cruzar, mojándose hasta la cintura, el arroyo de Los Molinos antes de llegar a Guillena, por la crecida del cauce tras las últimas lluvias, en una zona donde hay comprometida desde hace años la construcción de una pasarela, que no se ha ejecutado. A ello se une el hecho de que durante unos 15 kilómetros, la ruta señalizada transcurra paralela a la carretera, con el consiguiente peligro, entre Castilblanco y Almadén. Con el objetivo de que se empiecen a dar pasos para mejorar las condiciones de la ruta, más transitada de lo que pueda parecer, el grupo de Nueva Izquierda Verde de Andalucía-IU en Castilblanco de los Arroyos ha presentado una iniciativa para reclamar que este tramo de la Vía de la Plata del Camino de Santiago sea declarado de Interés Turístico Andaluz. Según explica el portavoz del grupo, Víctor Sevillano, más allá del reconocimiento que supondría para el trayecto, esa declaración debe implicar un esfuerzo por mantener y difundir el bien que se protege, el camino, que en este...
Translate »