El Prado, nueva etapa del Camino de Santiago

El museo reúne 14 obras realizadas para la Catedral de Santiago por el Maestro Mateo en su primera exposición monográfica hasta la fecha. Un hito histórico.   Si fueran unos grandes almacenes, éste sería su «Otoño Fantástico». El Museo del Prado ha inaugurado en las últimas semanas la primera exposición dedicada a una mujer en su Historia (Clara Peeters), ha propuesto una novedosa lectura de su colección con «Metapintura», ha celebrado la edición del catálogo razonado de los dibujos de Ribera con una muestra, se ha fallado el concurso para la recuperación del Salón de Reinos (la próxima y última ampliación del museo la llevarán a cabo Norman Foster y Carlos Rubio)… A ello se suma desde hoy la primera exposición que el museo dedica al Románico y primera monográfica realizada hasta la fecha sobre el Maestro Mateo, artífice de uno de los grandes hitos del arte europeo: el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago. El Prado no es solo una pinacoteca, sino que también atesora obra sobre papel, escultura y artes decorativas, y no solo de los siglos XV al XIX, sino desde la Antigüedad y la Edad Media, como recuerda Miguel Falomir, director adjunto de Conservación e Investigación del museo. La única obra capaz de competir con «La Meninas» en número de reproducciones, añade, es el Pórtico de la Gloria. Reunir en la Cripta del Prado –junto a su colección medieval– catorce piezas mateanas que fueron desmanteladas de la fachada exterior del Pórtico de la Gloria y el coro de la catedral de Santiago ha sido, en palabras de su director, Miguel Zugaza, «un...
Translate »